las mil caras

las mil caras

jueves, 31 de diciembre de 2015

Cerrando el año

Cerrando el año

Muchos aprovechan estas fiestas
para hacer balance del año transcurrido
e ilusionarse con propósitos para el nuevo año entrante.

Yo no soy de esos.

Los balances no van con mi forma de ser,
justamente por eso estudié Letras.

Estos días no me causan una especial empatía;

cuando los hijos se hacen mayores y hay ausencias...
no hay mucho que celebrar, a no ser la mera existencia.

Veo el afán consumista que devora
cualquier tipo de sentimiento;
la solidaridad fingida, el abrazo interesado,
las buenas caras, las cestas llenas,
las mesas rebosantes...

Pero, hay otras realidades;
parados
pensionistas
jubilados
enfermos
y hasta trabajadores tan pobres como las ratas.

Podemos pedir justicia

Debemos exigir justicia

La dignidad no tiene precio,
pero este liberalismo descarnado
se alimenta de la carne y de la sangre
de todos nosotros.

Yo quiero dignidad para todos,
justicia social,
y libertad de pensamiento.

Aunque no lo creamos,
la dignidad trabajada
florece hasta en los lugares más grises.

Es un brote verde
de esperanza,
una lluvia de honestidad,
y la única solución
para este mundo enfermo.




©Toni Aznar
Derechos Reservados
30 de Diciembre del 2015





Safe Creative #1512316129010

viernes, 18 de diciembre de 2015

Luz ardiente


Luz ardiente

Estabas cubierta de letras;
todo tu cuerpo era un inmenso poema

ciento setenta versos

ciento setenta centímetros de piel, carne y huesos

los poemas son tiempo y arden en mi boca
al ser pronunciados.

Mi deseo es el espacio entre una palabra y otra,
una legión de letras
un ejército de liras…
una rosa con mil espinas.

Me quedaré dormido entre tus pechos,
soñando en los besos no dados,
y en las caricias arrebatadas.

Luz ardiente,
voz ahogada, ella se vestía
mientras yo me desnudaba.


©Toni Aznar
Derechos Reservados
18 Diciembre del 2015




Safe Creative #1512186058021

martes, 15 de diciembre de 2015

En un presente perpetuo

En un presente perpetuo


Caminamos sobre una tierra
convertida en un desierto
de soledades ahogadas.

Dejamos de buscar;

ahora sucumbimos a la distancia,
al frío,
y a la oscuridad.

Ahuyentamos cualquier atisbo
que nos pueda hacer soñar;
es tan trágica esta realidad
que perdimos la esperanza
en este presente perpetuo.

Los días caen
y el presente no pasa;

estamos estancados,
atorados en el mismo lugar
donde quedaron todos nuestros ancestros.

Seguimos en esta tierra
convertida en un desierto
de  soledades ahogadas.


©Toni Aznar
Derechos Reservados
14 Diciembre del 2015



Safe Creative #1512156029365

sábado, 28 de noviembre de 2015

Destierro

Destierro



Viviendo en el destierro voluntario
de tu sonrisa,
comprendí que habitaba en un mundo de oscuridad.

Desde entonces, evoco a la comisura
de tus labios e imagino esa luz
que me devuelve al mundo de los vivos.

En el rojizo de tus labios
descubro un corazón que se desangra
por ser compartido,
un lecho para dos abandonado.

Retorno del destierro

abro ventanas y puertas
para que mi insomnio
descanse en la comisura de tu boca.


©Toni Aznar
Derechos Reservados
Noviembre del 2015



Safe Creative #1511285882537

sábado, 14 de noviembre de 2015

Patio de butacas

Patio de butacas


Frente al cartel luminoso del cine
la gente haciendo cola,
rostros desconocidos.
Unos juntos a otros,
y todos tan distantes .

Sin quererlo, de repente,
sus miradas se cruzan.
Una ligera sonrisa brota
desde la frialdad de la cola ;
tímidamente  sus ojos declaran el afán de sus deseos.

Última fila,
alejados de las miradas ajenas,
enredados en los brazos de la oscuridad.

Abrasador contacto de labios
sedientos  y manos hambrientas.

En el patio de butacas de un cine;
en el profundo silencio de tanta soledad
los besos abren caminos de libertad.


©Toni Aznar
Derechos Reservados
Noviembre del 2015




Safe Creative #1511145780232

viernes, 6 de noviembre de 2015

Acertijo

Acertijo



Nunca he podido encontrar
aquello que no sé
si algún día pude tener.
Aquello que si lo tuve
alguna vez, tan pronto lo perdí.

Con el abrazo de la noche
llegan los rostros del amor,
y la voluptuosidad de las llamas
donde arden las pasiones.

Nunca he podido encontrar
aquello que no sé
si algún día pude tener.
Aquello que si lo tuve
alguna vez, tan pronto lo perdí.

Con la caricia de la aurora
aletea el pájaro sobre el manto cristalino;

agua, aire y fuego...

cuerpos envueltos en piel y labios,
fatal e irremediable deseo.




©Toni Aznar
Derechos Reservados
Noviembre del 2015




Safe Creative #1511065724248

miércoles, 4 de noviembre de 2015

En estos días

En estos días

En estos días de agravios y olvidos,
te doy la memoria
del mirlo enamorado
ante la vil amnesia de los hombres desencantados.

En estos días de abandonos y huidas,
te entrego mi verso redentor;

el que se fue
con cada gota de tu sangre.

En estos días,

sólo tú sabes calmar el viento..

sólo tú sabes apaciguar las aguas...

sólo tú sabes  acariciar mi alma con un abrazo de murmullos.

En estos días,
eres la flor que emerge del subsuelo
e iluminas la senda
de los que un día perdimos el sentido.




©Toni Aznar
Derechos Reservados
Noviembre del 2015



Safe Creative #1511045711947

viernes, 23 de octubre de 2015

Poema trescientos cincuenta ( nos encontramos )

Poema trescientos cincuenta
 ( nos encontramos )


Nos encontramos donde nadie
sabe nada de nadie;

sí, un refugio seguro,
alejado de las miradas ajenas.

Nos encontramos donde las palabras
se alimentan de besos y suspiros.

Ese lugar donde se acaba el mundo
y para nosotros se ilumina de esperanza.

Nos encontramos donde anidan los pájaros
donde nadie sabe nada de nadie;

donde sólo importa echar a volar,
y rozar con las alas el fulgor de un amor renovado.

Nos encontramos y la vida dejó de pesar.





©Toni Aznar
Derechos Reservados
Octubre del 2015




Safe Creative #1510235604403

viernes, 16 de octubre de 2015

Habrá que morirse

Habrá que morirse


Se han secado los corazones y las almas
al calor del espanto;
miramos al cielo y no vemos el azul,
ni las nubes, ni los pájaros.

Las vidas están al servicio de lo obsceno.

Lo económico, la avaricia, el egoísmo,
todo lo convierten en penosa servidumbre.

Habrá que morirse para ser humanos.

Acostumbrados nuestros sentidos
a convivir con la bestia,
miramos al cielo y no vemos el horizonte,
se nos perdió el camino.

Cambiamos el canto del mirlo
por el zumbido de una bala,
es para estar deprimido y sucumbir
ante las sombras...
y sobre todo muy callados.


Habrá que morirse para ser humanos.


Qué coño nos está pasando.



©Toni Aznar
Derechos Reservados
Octubre del 2015


Safe Creative #1510165500912

viernes, 2 de octubre de 2015

Un simple parpadeo

Un simple parpadeo

Un instante,
diminuto y grandioso;
tan efímero como un simple parpadeo
y a la vez tan largo como son diez siglos de espera.

En la piel de los amantes
hay un cuerpo que piensa y un alma tangible,
palpable a nuestros dedos,
abierta a cada uno de los sentidos.

Los amantes y ese bendito sufrimiento,
y ese gozo y esa eucaristía constante;
los cuerpos se hacen voz
y el alma cruza el umbral de la carne.

©Toni Aznar
Derechos Reservados
Octubre del 2015



Safe Creative #1510025311542

sábado, 26 de septiembre de 2015

Si es que lo hay

Si es que lo hay



Por la ventana asoman los primeros rayos de luz,

te miro;

tu cuerpo envuelto en una fina colcha de hilo egipcio,
tus pies desnudos,
blancos, marmoleos.

Tumbada boca abajo, la cabeza ligeramente ladeada.

te sigo mirando;

las manecillas del reloj imparables.

Quisiera tener el poder de atorar el tiempo,
de eclipsar ese segundero que martillea ritmicamente
y me provoca una terrible ansiedad.
Un sonido que se clava
y sangra borbotones de nostalgia.

Ese reloj me hace comprender
que en algún momento
dejaré de verte extendida sobre mi cama,
que en algún momento
sólo serás un recuerdo confuso
en la memoria de un viejo asustado.

Mientras eso suceda,
seguiré mirándote,
seguiré sumando momentos
para que en el más allá
-si es que lo hay-
sepa reconocerte.

El sol ya está alto
y no puedo esperar,
te dejo abrazada a la amohada
y con una medio sonrisa dibujada en tus labios.




©Toni Aznar
Derechos Reservados
Septiembre del 2015




Safe Creative #1509265237149

jueves, 24 de septiembre de 2015

Me hiere no poder despertaros

Me hiere no poder despertaros



Cuánta rabia se me agolpa en la garganta,
cuánta ira,
cuánta impotencia.

Me hiere no poder despertaros,
tantas ausencias, tantos abandonos;
recuerdo vuestras caras
y sus ojos,
vuestras sonrisas emergiendo en cascadas,
como lágrimas que se desbordan desde el mismo llanto.

Me hiere  no poder despertaros,
este dolor, esta angustia, esta fragilidad;
a pesar del paso del tiempo,
lejos de facilitar el olvido…
se acrecienta y se hace inmenso.




©Toni Aznar
Derechos Reservados
Septiembre del 2015





Safe Creative #1509245226248

lunes, 21 de septiembre de 2015

La gran avenida de la tristeza

La gran avenida de la tristeza


Con los ojos abiertos,
hambrientos y sedientos
de tanta fragilidad.

Tu sombra deambula
por la gran avenida de la tristeza,
esa que se torna alma.

Estás buscando la llama de la eternidad
para recuperar su abrazo;
ya no basta el recuerdo,
el amor se hizo inexpresable.

Vives con la última soledad,
donde el amado ha perdido a su amante
y la muerte viene a recoger
ese tiempo anónimo que marcan
las manecillas de los relojes,
ese tiempo que es tan distante
y ajeno a nuestros sentimientos.


©Toni Aznar
Derechos Reservados
Septiembre del 2015





Safe Creative #1509215208823

domingo, 13 de septiembre de 2015

Inquisidor

Inquisidor


No vas a doblegar mi voluntad,
te perdí el miedo.
Sé que el infierno es el invento
que creaste para tenerme sometido;
mi carne no arderá en las llamas del averno.

Ese infierno,
lo he vivido siguiendo tus preceptos
y confiando en tu voz suprema.
¡Maldito seas!
Me hiciste perder la oportunidad
de vivir una vida que ya se termina.
¡Maldito seas!
Inquisidor.
Somos hombres que mueren de hambre
rodeados de campos sin labrar.




©Toni Aznar
Derechos Reservados
Septiembre del 2015

Pintura: Roberto Ferri


Safe Creative #1509135155870

viernes, 11 de septiembre de 2015

Desiertos de infinita soledad

Desiertos de infinita soledad


Una desesperada búsqueda de la verdad,
hallar la sabiduría necesaria
que nos enseñe a vivir y a morir.

Los años, las desdichas, las desilusiones,
las frustraciones, lejos de facilitar el olvido,
lamentablemente les dan más vigor, más fuerza,
más dolor irremediable.

Estos rostros surcados por lágrimas,
ven como sus padres, hermanos, hijos,
y seres queridos se desvanecen hacia la muerte;
la pérdida obligada y la no resignación.

Somos seres convertidos en desiertos
de infinita soledad;

Un camino que iniciamos en solitario,
que compartimos con compañeros de viaje,
pero de igual modo llegamos a destino
solos ,desnudos, y con las manos vacías.

La última soledad, la del peregrino
suspendido entre su fe y la certeza
de la carne consumida.

©Toni Aznar
Derechos Reservados
Septiembre del 2015




Safe Creative #1509115145891