las mil caras

las mil caras

miércoles, 18 de enero de 2012

Un ser prodigioso


Un ser prodigioso
( ficción literaria )


Y recuerdo que en aquel lugar
 existía un Ser prodigioso,
un Ser que vivía al ritmo
 de la música de su propia Naturaleza.
Qué tiempos aquellos, cuántos recuerdos,
 cuántas enseñanzas.
Los Seres prodigiosos no tienen plena consciencia de su grandeza,
 no saben que todo aquello que tocan lo transforman,
 sí, así es, una vez que te rozan con su aliento,
 nada vuelve a ser igual.
Yo, un simple hombre, de carne y huesos,
 un ser humano de grandes defectos
 y pocas virtudes,
 caí en el manto de uno de esos Seres
 tan difíciles de encontrar.
Dejé de ser un hombre gris,
 dejé de pensar como pensaban en mi entorno,
 dejé de visionar la vida a través de los ojos de los demás.
 Es como si despertase de un sueño anodino,
 y así de golpe, me entrasen unas ganas locas de vivir, de experimentar.
Ese Ser me explicó todo el recorrido
 que había hecho para encontrarse conmigo.
Me habló de los principios del Universo,
 me habló de células, de aminoácidos,
 me dijo que en el Libro Universal donde todo está escrito,
 “nosotros” teníamos papeles de auténticos protagonistas.
Que el Mundo era como era,
 porque absolutamente  todo conjuraba
 para nuestro encuentro definitivo.
Habíamos vivido una vida tras otra, siempre esperando.
Siempre deseando.
El hombre gris creía ciegamente en esas palabras
 porque las sentía desde el fondo de su alma,
 las tenía escritas a fuego desde tiempos remotos.
 Era la respuesta .




Toni Aznar
Derechos Reservados
Enero 2.012
www.taznar.blogspot.com
Safe Creative #1309285835000