las mil caras

las mil caras

miércoles, 9 de mayo de 2012

La fuente y el castaño

La fuente y el castaño


Te asomas entre las cortinas
del dormitorio con suma precaución,
no quieres ser vista, prefieres ser tú
la observadora y dejar en el anonimato
tu presencia.
Las cortinas vuelan impacientes
mecidas por el soplo de la media tarde.
Los niños juegan en la explanada
de la fuente, se mojan al igual
que harían en el río o en la playa,
sus pantalones cortos empapados
y sus camisetas pegadas
 a sus pequeños torsos.
Delante de la fuente,
la cafetería, su terraza
dormida con el paso de los años.
Cuatro mesas, unos botellines,
y un grupo de hombres
de mucha experiencia,
los que más suerte tuvieron
tiñen canas, el resto
cabezas ligeras de pelo.
Es tiempo de batallitas,
 historias mil veces contadas.
Jóvenes y viejos
a la sombra del castaño
que cobija la plaza
entre sus fuertes brazos
y sus dedos alargados.



Toni Aznar
Derechos Reservados
Mayo  2.012
Safe Creative #1310106739636