las mil caras

las mil caras

miércoles, 13 de marzo de 2013

Madre


Madre

Sentada en la mecedora,
con la vista perdida en el infinito,
balanceas los pies
-las manos en el regazo
entrelazadas-
Tu rostro
todavía terso,
todavía hermoso.
El pelo recogido
en una larga cola,
un manto de nieves
coronan tu cabeza.

Un día fuiste rayo,
un día fuiste
aliento incansable.
Hoy sombra.
Hoy silencio.
Lloro por el cuchillo
que quebró tu vida,
que te alejó de nosotros,
que te llevó
no sé a dónde.
¡ Madre regresa ¡
Bésame,
acaricia mi frente.
Cuéntame un cuento.
Alójame en tu pecho
y sálvame de esta angustia,
y de este sufrimiento.




Toni Aznar
Derechos Reservados
Marzo 2.013
Safe Creative #1311109197997