las mil caras

las mil caras

viernes, 14 de agosto de 2015

El joven y la mujer

El joven y la mujer


Nada se opone a su amor;
y el joven se tiende sobre el cuerpo
de la mujer para satisfacer
su deseo de ser poseída.

Las ropas están allí,
inocentes bajo sus miradas, como abandonadas.

Ella, besa el rostro del muchacho,
él se esmera en ser un buen amante.
Con ternura pero vigorosamente
busca hacer estremecer a esa diosa
que se incendia entre sus brazos.

Nada se opone a su amor;
él carece de experiencia, ella como diosa
que es, lo sabe todo, nada le resulta ajeno.

En el corazón de la noche
un muchacho y una mujer;
dos cuerpos que tiemblan y un gemido
que se abre paso hacia la luz de la alborada.
Gotas de rocío,
lágrimas de placer,
dos gargantas entonando la misma canción.

©Toni Aznar
Derechos Reservados
Agosto del 2015

Safe Creative #1508144883156